Delicioso batido de sandía para tu salud

Todos conocemos la importancia de consumir frutas y verduras de manera habitual. Nos proporcionan los nutrientes y vitaminas que necesita nuestro cuerpo y nuestro organismo para funcionar correctamente. Una fruta cargada de nutrientes es la sandía, que también está deliciosa. Hoy, te vamos a explicar algunos de los beneficios de consumir sandía y te ofrecemos una fantástica receta para que puedas preparar fácilmente con tu batidora.

batidos nutritivos y saludables con batidoras

Los beneficios de los batidos de sandía

Además de fibras la sandía contiene una sustancia conocida como licopeno, aparte de darle el color rojo ayuda a prevenir ciertos tipos de cáncer y disminuye el colesterol. Una de las principales razones por las que la sandía es digestiva es por que tienen importante cantidades de agua, lo cual favorecen en la correcta digestión, tomando a ello el hecho de que es una fruta baja en calorías por lo que nos ayuda a bajar unos kilitos demás.

La importante dosis de fibra solubles nos permiten digerir casi todo tipo de alimento estimulado el correcto funcionamiento del intestino y desdobloando de forma efectiva. Las proteínas y las grasas, se trastornan la digestión y la convierte en proceso lento. La forma ideal de estimular la digestión es comerla como colación entre las comidas.

Su vitamina C nos favorece la cicatrización de heridas, relaja el sistema nervioso y en caso de facturas o problemas de huevos, regenera tejidos nuevos, e incluso distinciones musculares y ligamentos.

Receta de agua de sandía y limón

Ahora que ya conocemos qué nos puede aportar exactamente la sandía, te ofrecemos una deliciosa receta muy fácil de hacer. Se trata de agua de sandía y limón. Puedes prepararla fácilmente con una batidora de vaso. Si no tienes y quieres hacerte con una, puedes aprovechar estas ofertas. En esa página, también tienen análisis y comparativas para que puedas elegir el aparato que mejor te convenga.

Ingredientes:

  • 1/2 sandía Madura
  • 7 limones
  • 1 litro de agua
  • 1/2 cucharada de azucar
  • Chile piquín
  • Sal de mar al gusto.

Preparación:

Lava correctamente los ingredientes. Retira la cáscara de la Sandía y rebana un trozo mediano que deberá apartar. El resto colócala en la batidora con el agua y el jugo con 5 limones y el azúcar.

Licua bien y sírvela en una jarra.

En un plato coloca el chile piquín con la sal y con el resto de los limones.

Escurre el jugo en la boca del vaso a modo de que quede húmeda y pueda escarchar con el chile piquín y la sal.

Mete al congelador  los vasos escarchados como 30 minutos y sacalos del refrigerador.

Sirve el agua de Sandía y bebe después de los alimentos.

Receta extra: Jugo de sandía y fresa

Ingredientes:

  • 2 Rebanadas de Sandía medianas
  • 6 Fresas
  • 1/2 taza de agua
  • Azúcar mascabado

Preparación:

Lava correctamente las frutas y desinfecta.

Retira la cascara y limpia las fresas, picando el tallito.

Licua las fresas con la sandía y el azúcar en tu batidora.

Si gustas endulzar con miel es mucho mejor.

Bebe un vaso de este jugo todos los días o una semana y descansa 2.

Share on FacebookShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on Twitter

Cómo superar los celos

Los celos pueden llegar a destruir hasta la más compenetrada de las parejas. Los celos, y en especial, los celos irracionales van a provocar que la relación no llegue a buen puerto y que finalmente estalle.

A continuación os indicamos algunas claves para saber cómo superar los celos y muy posiblemente mantener la relación, no obstante tal vez pueda interesarte este artículo sobre cómo enamorar a un chico http://amor10.com/como-enamorar-a-un-chico/

celos 1

Sé racional

En la mayoría de ocasiones, los celos son producto de nuestra imaginación, tu pareja te quiere y no se siente atraída por otras personas, lo que hay fuera de la pareja no es una amenaza.

Mejora tu autoestima

Los celos están directamente relacionados con la falta de confianza en nosotras mismas, sentirnos más seguras de nosotras mismas nos va a ayudar a valorarnos más y van a hacer desaparecer esos celos. Mejorar la autoestima se puede conseguir no obsesionándonos con nuestros complejos, no teniendo pensamientos negativos y valorando más nuestros atributos positivos.

Déjale una vida privada

Por muy unidos que estemos en pareja, cada persona necesita su pequeña parcela de intimidad que debe ser infranqueable, va a depender de la persona en cuestión querer compartirla o no, pero la pareja no debe sentirse amenazada o vulnerable por no conocer todo lo que ocurre en su vida o se le pasa por la cabeza. No espíes sus llamadas o su correo electrónico.

Sé comprensiva

Si llega tarde, si se muestra cansado, si no quiere compartir sus impresiones, déjale tiempo. Vivimos en un mundo cada vez más estresante y no debemos agobiar a nuestra pareja con nuestras inquietudes, debemos dejarle descansar y aprovechar los momentos de relax para conversar y conocernos mejor.

celos 2

No amenaces a tu pareja

Tu pareja está contigo porque quiere estar contigo, porque encuentra en ti algo que no es capaz de ver en nadie más, valora eso que le ofreces y no dejes que los celos lo arruinen. No vas a mantener a tu pareja con amenazas o tus ruegos.

Confía en tu pareja

Si tu pareja tiene la intención de serte infiel, lo va a terminar siendo, no te obsesiones con ello. No sirve de nada preguntarte constantemente dónde está, con quién está, por qué no me devuelve las llamadas, etc.

Superar los celos no es tarea fácil, pero conseguirlo te va a permitir sentirte más segura de ti misma, con más autoestima y va a fortalecer la relación. De ese modo disfrutarás más de la vida en pareja y la convivencia resultará mucho más cómoda y apacible.

Share on FacebookShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on Twitter

Consejos para dormir bien

Dormir bien es una de las grandes misiones que tiene una persona en su día a día según el portal blablabla. Todos los individuos necesitamos del descanso para poder hacer nuestras actividades regulares a la mañana siguiente. Tanto si trabajas como si estudias e incluso, en el caso de que no estés haciendo ninguna de las dos cosas, es necesario que hagas todo lo posible por estar descansado y llevar bien el resto de las horas que estés despierto.

Dicho esto, en la publicación que tenemos a continuación, queremos exponer algunos consejos para dormir mejor y que así, puedas hacer todo aquello que te planteas en tu vida diaria. ¿Comenzamos?

Consejos-para-dormir-bien

¿Cuáles son los mejores consejos para dormir bien?

Como ya hemos comentado en la introducción, dormir bien es una necesidad fisiológica y mental que hace que nuestro cuerpo conduzca las energías para más tarde, estar completamente activos y poder hacer todo lo que se nos ponga por delante.

No obstante, aunque parezca sencillo, en muchas ocasiones puede resultar bastante conflictiva la hora de irse a la cama sobre todo, para aquellas personas que tienen problemas de sueño y ven este momento como una auténtica pesadilla. A continuación por tanto, os indicamos algunos consejos para dormir bien.

Concienciarse a la hora de dormir

Cuando hemos tenido muchos conflictos previos para conciliar el sueño o llevamos un periodo en el que nos encontramos algo inestables, el hecho de pensar que tenemos que irnos a la cama puede parecer un auténtico infierno. Concienciarse a la hora de dormir es algo vital para que encontremos nuestro sitio y logremos el sueño. De la misma manera que es necesario que te relajes al máximo para que así, puedas disfrutar de las horas de descanso.

Mejores-consejos-para-dormir-bien

Tomar un vaso de leche caliente

Una de las técnicas que se usan desde antaño, es el hecho de tomar un  vaso de leche caliente antes de irnos a la cama. El estímulo que genera en nuestro cuerpo es tal, que finalmente podemos caer rendidos en muy poco tiempo y de esta forma, tenemos más horas para dedicar al descanso que es lo que realmente nos interesa.

Un ambiente tranquilo

De todos los consejos para dormir bien que te puedan dar, el de tener un ambiente tranquilo es fundamental. Si bien es cierto que cuando tenemos sueño o estamos agotados podemos caer rendidos en cualquier parte, disponer de un espacio que incite al descanso es una de las mejores maneras de conseguir que el tiempo que estemos en la cama, sea más que saludable.

Share on FacebookShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on Twitter

Crecimiento: la mente, la salud y obesidad

obesidad adolescente

He creado este artículo a raíz del éxito que está teniendo Kayla Itsines con su plan para adelgazar y ver como un “rio” de adolescentes la siguen sin ningún reparo. Aunque siendo realistas, es preferible que la sigan a que compren garcinia cambogia sin ningún tipo de control, a fin de cuentas Kayla, en su plan lo que ofrece además de una dieta típica, es una serie de ejercicios para perder peso.

Cuando estudiaba psiquiatría teníamos un diagnóstico muy acertado para los adolescentes, llamado “reacción de ajuste de la adolescencia”. La transición entre el mundo de la niñez y el de los adultos viene marcada por unos cambios físicos, hormonales e intelectuales que confunden y, a menudo, asustan. No se dan en ninguna otra etapa de la vida.

Etapas

  • Reír en un momento y llorar al siguiente.
  • Amarse y odiarse a un tiempo.
  • Fumar a escondidas y recriminar a la madre porque fuma.
  • Encerrarse en una habitación largo tiempo por compañerismo.
  • Poner música a un volumen ensordecedor.
  • Hablar por teléfono durante horas.

Ver la vida, la muerte, el suicidio, el ocultismo y las agresiones políticas como un comportamiento normal.
Pensar que todo el mundo está pendiente de una, y al momento siguiente preocuparse porque todos la ignoran.
Un problema de peso es otra tremenda carga emocional en una época en que ya se tienen suficientes cosas por las que preocuparse.

Los mayores temores relacionados con el crecimiento no provienen de los cambios físicos del cuerpo, sino de la incertidumbre sobre lo que estos cambios pueden traer. Erik Erickson definió como principal misión de la adolescencia la formación de una identidad, que depende en gran parte de la aceptación de lo que se observa y de la imitación de unos modelos adultos apropiados.

La identidad adolescente.

Esta identidad permite a la adolescente sentirse independiente de sus padres, capaz de albergar pensamientos e ideas diferentes de los suyos. Entonces se vuelve particularmente consciente de su pasado, su entorno social y su futuro lugar en la sociedad.

Las preguntas más importantes que surgen son: ¿Quién soy yo? ¿Cómo se comportará la gente conmigo? ¿Seguirán mis padres cuidando de mí? ¿Les gustaré a los chicos? ¿Y a las otras chicas? Las relaciones que siempre se habían tenido por seguras han de ser cuestionadas y reexaminadas.

El mundo, que había sido una extensión de la familia (con los padres, abuelos, tíos, hermanos, hermanas y amigos) se vuelve más inseguro. Una se da cuenta de que la vida pasa por diversas fases y nada permanece inmutable.
Es en este momento cuando una se forma una imagen corporal satisfactoria o no.

La chica observa cuidadosamente su apariencia, comparándose con otras. Muchas veces la comparación es desfavorable. A la chica no le gusta lo que ve, y es probable que se dé cuenta de que está gorda.

Muchas mujeres flacas hacen constantemente dieta y se quejan de lo gordas que fueron en su adolescencia. Lo que ocurre es que la imagen de su gordura sigue en sus mentes.

La imagen corporal que una se forma en su adolescencia puede afectar a toda su personalidad, a la forma en que una piensa de sí misma y se relaciona con los demás.

Una adolescente obesa, además de sufrir los problemas típicos de su edad, lleva la carga adicional de su obesidad. Suele madurar antes que sus amigas y se siente muy sola. Ya se da cuenta de que no es la belleza ideal. Debido al temprano desarrollo de su pecho suele ser blanco de comentarios furtivos para los que no está emocionalmente preparada.

Por ello se envuelve en su inmadurez como en una capa, prefiriendo la comodidad de la familia al mundo competitivo de los hombres y mujeres. Tanto si sigue gruesa como si adelgaza, esta imagen corporal nunca la abandona.
Estos años de la adolescencia deberían aprovecharse para conseguir que el cuerpo adquiera un perfil con el que una se sienta satisfecha.

Esto no significa que no se deba ser realista sobre cuán delgada se puede ser, sino que, dada la diversidad de tallas corporales consideradas “normales”, se esté dentro de ese margen. No hay que ser del tipo más delgado y esbelto, pero tampoco estar en el otro extremo. El exceso de peso no debe constituir una norma de vida.

¿Qué es la obesidad?

En España, el quince por ciento de los adolescentes entre cinco y seis millones son obesos. Apostaría a que un ochenta por ciento de estos obesos son mujeres.
No se puede decir si alguien es obeso con sólo pesarle. Depende de la edad, la altura, la constitución corporal, el desarrollo de la musculatura y la distribución de la grasa (acumulada en un punto, o distribuida en una leve capa que cubra todo el cuerpo).

En la adolescencia, eso es especialmente difícil de determinar, ya que el cuerpo está creciendo y cambia con gran rapidez. La niña rechoncha de once años, de cintura corta y piernas pesadas, puede dar lugar a una muchacha de dieciséis años de cintura delgada y piernas largas y esbeltas.

Una vez pregunté a un amigo pediatra cómo determinaba si una adolescente era obesa (aparte de los casos obvios, de más de noventa kilos). Me dijo que no tomaba mediciones precisas: “Simplemente la levanto, la pongo sobre mis hombros, y si siento un dolor en la ingle es que es obesa”.

Después admitió que usaba una tabla estandarizada para pediatras, añadiendo o restando unos dos kilos según la constitución corporal. Me gusta más el primer método; al menos suena a impreciso.

El otro puede dar lugar a engaño: una tabla no puede observar a la persona en toda su extensión ni ponerla sobre sus hombros.
En algún momento entre los nueve y quince años, las chicas adquieren una capa extra de grasa que acarrearán durante cuarenta años.

Mientras esa transformación dura, resulta difícil determinar el tipo corporal, ya que la cantidad y el tamaño de los músculos no están claros. Un niño potencialmente grueso puede ser tomado por atlético y musculoso, mientras que uno alto y esbelto puede desarrollar de pronto un cuerpo flojo y rechoncho.

Se es técnicamente obeso si se pesa entre un diez y un quince por ciento más de lo normal; pero normal, como he indicado es un término flexible cuando se aplica a los adolescentes.

Por cierto, visita este twitt

Share on FacebookShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on Twitter

¿Quieres los contenidos en tu correo?

Totalmente GRATIS sólo añadiendo tu cuenta de email

Recuerda es gratis.

Nada de SPAM prometido

¿Quieres los contenidos en tu correo?

Totalmente GRATIS sólo añadiendo tu cuenta de email

Recuerda es gratis.

Nada de SPAM prometido